OGMIA

Eduardo Vallejo Pinto comenzó su trabajo como director de un pequeño proyecto de danza contemporánea, que actualmente se sitúa como una de las nuevas propuestas de la escena local con más consistencia. En 2019, ese proyecto logró consolidarse con la creación de su compañía de danza contemporánea OGMIA.

El trabajo de investigación del movimiento de Eduardo Vallejo Pinto como coreógrafo se desarrolla a través de una metodología de investigación que profundiza en el código innato del propio cuerpo. Este código único ve las posibilidades de desarrollo a través de la técnica como marco de desarrollo, se basa en el reconocimiento del mismo individuo, sus límites y potencialidades. La asimilación de la técnica y el agotamiento físico dan la posibilidad de generar un proceso de creación inconsciente.

La compañía reúne un equipo de intérpretes de diversos orígenes como España, Italia, Japón y Estados Unidos, que pone de relieve las bases técnicas de la danza, una intensa fisicalidad y el desarrollo de personajes basados en la psique del intérprete. Dentro de la compañía predomina el uso de la técnica clásica y contemporánea. Por último, el aspecto teatral es importante dentro del trabajo de la compañía en el desarrollo de cada pieza.

No Time to Rage

The Holy Trinity

Mother Tongue